Venezolanos en condición de mendicidad en Pacaraima enciende alarmas en Brasil

Algunos concejales han propuesto controles más estrictos en el área de migración. El gobierno local asegura que no puede decretar estado de emergencia, pues se trata de una situación “muy específica”, que no puede ser catalogada aún como “desastre”, así reseña la situación la prensa brasileña.

Cientos de venezolanos recorren un trayecto superior a las ocho horas hasta llegar a Santa Elena de Uairén, en el municipio Gran Sabana en el sur de Bolívar, para comprar alimentos. Ha sido la dinámica de los últimos meses, pero en este periodo también se ha acrecentado la migración masiva de personas, en busca de trabajo y mejores condiciones de vida, hacia el norte de Brasil.

La migración ha encendido las alarmas, principalmente en la población de Pacaraima, donde las autoridades han constatado la presencia de venezolanos deambulando por las calles y viviendo a la intemperie en calles y aceras.

La puerta de entrada a Brasil es Pacaraima, en el estado de Roraima, a 15 kilómetros de Santa Elena de Uairén, en el municipio Gran Sabana de Venezuela. Un par de horas después, llegan a Boa Vista, la capital del estado brasileño en el extremo norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: