Padre Palmar: Es hora que los nombres y rostros de la MUD sean renovados

“Es hora que los nombres y rostros de la MUD sean renovados, los actuales representantes ya caducaron en tiempo y fracasaron en los objetivos”, publicó el polémico padre José Palmar, en su cuenta Twitter @PadreJosePalmar.

Tal afirmación responde a que el sacerdote zuliano no cree en el diálogo que lleva a cabo el Gobierno con la Oposición en Caracas desde el 30 de octubre.

A juicio del padre Palmar dicho evento debería se llamado “negociación” debido a que “las partes que negocian son postergadores por oficio y mentirosos por esencia”.

Finalmente, rechazó que la MUD y Gobierno anunciaron en días anteriores que el 11 de noviembre tendrían resultados del diálogo, pero “ahora van a incorporar gobernadores en la mesa para aumentar los negociadores. El tiempo pasa y el hambre crece”.

Soncríticos.com

One thought on “Padre Palmar: Es hora que los nombres y rostros de la MUD sean renovados

  • 12 noviembre, 2016 at 7:43 pm
    Permalink

    Algunas personas cuando cometen un error o se equivocan de curso, muchas veces por falta de experiencia o errores, se tratan con torpeza y se maldicen a sí mismas. Inmediatamente revertir el proceso de arrepentimiento; en vez de lamentarnos proseguir a bendecirnos por mis capacidades destrezas habilidades por mi tolerancia y muchas veces hasta lloramos en ese mismo instante la bendición será para nuestras vidas como un refrigerio, cuando practicamos estas bendiciones somos generosos con nosotros mismos agradecidos nos juzgamos menos y, podemos ver la capacidad que tenemos de amar y perdonarnos, para ser más tolerantes con los demás.
    En lo más profundo de nuestras vidas podemos aceptar que somos personas importantes hermosas dignas o (os) de todo bien. Bendecirnos cada día por las maravillas que Dios tiene reservada para nosotros. Siendo tan difícil bendecir y aceptar a los demás con sus defectos y debilidades. ¿Cómo podremos aceptar a otros y bendecirlos sin habernos perdonado nosotros mismos? ¡Es ilógico verdad! Una bendición sincera para nosotros mismos puede ser la siguiente

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *