Padrino López: Venezuela podría ir a una “guerra popular prolongada”

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, dijo, mientras explicaba en consejo de ministros unos ejercicios militares próximos a realizarse, que el país suramericano emplearía “el concepto de la guerra popular prolongada” en caso de sufrir una ocupación militar extranjera.

Padrino López explicó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) maneja ese “concepto” y, en razón de ello, ha llamado a poner “en completo apresto operacional” a la institución castrense y “el despliegue estratégico de sus medios”.

Dijo que ante ese supuesto se emplearía “todo el potencial interno, natural, material, humano, y para eso necesitamos generar todos los días mayor conciencia y preparación y por eso es que estamos haciendo ese ejercicio” que, afirmó, no es meramente militar.

Pues, continuó el ministro, el “protagonista superior” ante una ocupación militar debería ser “el mismo pueblo organizado para la defensa”.

Padrino López remarcó que esta teoría no es “halada de los cabellos” sino que está asentada en la Constitución y las leyes del país que, según dijo, contemplan la alineación de los poderes públicos, la Fuerza Armada y la ciudadanía en favor de la lucha.

El titular calificó como un “grandísimo avance” que el jefe de Estado, Nicolás Maduro, le hubiera ordenado explicar estos supuestos escenarios al gabinete pues, sostuvo, en época de guerra “el Estado emplea todo el potencial nacional para ponerlo al servicio de la lucha armada”.

EFE

6 thoughts on “Padrino López: Venezuela podría ir a una “guerra popular prolongada”

  • Pingback: Toro Hardy a Padrino López: Ya hay una “ocupación extranjera”, todos lo sabemos | sinlegado.com

  • 11 enero, 2017 at 9:05 am
    Permalink

    Si coño e tu madre an tenido el pueblo comiendo mierda desde q inicio la robolucion y ahora le vas a pedir al pueblo q t defienda estas cagao mariconsito hijueputa defiende te tu con la cuerda d malandros con el pueblo no cuentes xq el pueblo es quien los va a condenar

    Reply
  • 10 enero, 2017 at 9:37 pm
    Permalink

    LA TOMA NACIONAL A CARACAS PARA SALIR DE ESTE GOBIERNO DELINCUENTE YA NO ES UNA OPCIÓN ES UNA NECESIDAD ANTE EL RIESGO CRECIENTE DE MUERTES Y DAÑOS A LA SALUD DE LA POBLACIÓN ANTE LA DISMINUCIÓN GRAVOSA DEL PODER ADQUISITIVO DE NUESTROS SUELDOS.

    No obedezco a intereses económico, político, ni mucho menos partidistas, el motor que me mueve a expresar estas ideas es mi conciencia ante la actual situación del país, la cual identifico de inminente incertidumbre económica ante el agotamiento de las reservas internacionales por malos manejos económicos, financieros, fuga de capitales y peculado al erario publico, con conocidos efectos que generaron sobre los precios, la distribución del ingreso y el nivel de actividad económica del venezolano.

    Nadie sabe con propiedad que está pasando y mucho menos la naturaleza del desenlace, pero todo indica que para los próximos meses habrá una acentuación de la escasez y alto costos de los alimentos, cuya adquisición escapa del bolsillo del venezolano.

    Situación que amenaza la salud y el bienestar de los venezolanos por ineptitud del gobierno, de una dirigencia política opositora nacional que obra inadecuadamente para sacar a este régimen dictatorial e ilegitimo y de unas fuerzas armadas serviles, cooperantes y traidoras cuando permite el menoscabo de la soberanía y el respeto a los Derechos Humanos de los ciudadanos, citó violabilidad del articulo 328 que obliga a militares a no tener militancia partidista y “a defender nuestra soberanía que está amenazada por la injerencia cubana y el artículo 333 que nos ordena a todos los ciudadanos y a las fuerzas armadas a restablecer la vigencia de la Constitución que está siendo violada en más de 130 artículos. Así mismo, la violabilidad del articulo 227 referente nacionalidad de Nicolás Maduro, indudablemente colombiana.

    Quiero hacer un llamado de reflexión a todo el personal militar y al pueblo en general, no podemos seguir en disyuntiva para enrumbar el destino de la patria, el camino es uno solo: organizarse y luchar junto al pueblo para sacar al inepto de Miraflores, y con ello a la incapacidad gerencial gubernamental que nos ha legado el hambre y la miseria.

    Ya basta de traiciones a la patria, rechazamos:
    -La ocupación, intromisión y violación de la soberanía nacional de parte de agentes cubanos, grupos narcoterroristas nacionales y extranjeros en todos los ámbitos del territorio nacional que operan bajo la sombra de la institución castrense.

    _Las acciones vergonzosas de nuestra gloriosa fuerzas armadas al proteger bandas delictivas y grupos armados cooperantes del régimen, dispuestos a reprimir y masacrar las manifestaciones de protestas, contando además con la coordinación del PSUV.

    -La identidad del militar, como su apego constitucional y profesional deben estar sujeta a defender la soberanía nacional y no a parcialidad alguna. Su actuación bajo un reglamento militar, imita un modelo Castro-Comunista al servicio del régimen.

    -La imposición de lemas políticos y la veneración obligada al intergaláctico, Hugo Chávez, que en vida representó el oprobio de la nación y el neófito quien llevó al colapso la economía del estado.

    -El secuestro y manipulación de los poderes públicos.

    -La intervención de las sociedades civiles por el estado mediante las Fuerzas Armadas, hace posible la quiebra de las empresas del país y el aprovechamiento lucrativo de militares.

    – La indiferencia de las Fuerzas Armadas ante la crueldad, una aberración que viola los derechos humanos propiciada en las protestas comunitarias y estudiantiles, por grupos delictivos y agentes de seguridad del estado, no cuentan con el amparo de las instituciones legales de asistencia al ciudadano por lo que son tomados como crímenes de lesa humanidad que quedan impunes.

    – La indiferencia de las Fuerzas Armadas ante la promoción al odio y el rencor en la sociedad. La misma ha llegado a niveles alarmantes, al punto que hoy en día son asesinados en las calles, no solo a los estudiantes, sino también oficiales y militares.

    La indiferencia de las Fuerzas Armadas ante la nacionalidad colombiana de Nicolás Maduro. Son muchas las pruebas que lo confirman, como la tenencia de dos partidas de nacimiento, una colombiana y otra venezolana, forjada y viciada como lo confirma una larga investigación en el área de investigación forense.

    – La indiferencia de las Fuerzas Armadas ante la violabilidad reiterada a la Constitución por el gobierno y las fuerzas armadas nacionales, correspondida en especial al Artículo 8°, el cual reza:
    a) Asegurar la defensa nacional, a fin de garantizar la integridad y libertad de la República y la estabilidad de las Instituciones Democráticas;
    b) Asegurar el cumplimiento de la Constitución y las leyes, cuyo acatamiento estará siempre por encima de cualquier otra obligación.

    Reply
  • 10 enero, 2017 at 9:13 pm
    Permalink

    JUDAS…..HAZ LO QUE TENGAS Q HACER …PERO HAZLO PRONTO.

    Reply
  • 10 enero, 2017 at 9:06 pm
    Permalink

    No soy pitonizo pero de haber una guerra contra una invasion extranjera(ademas de la cubana) los altos mandos militares huirian protegiendo sus intereses mal habidos,la tropa sin direccion desertaria y se uniria al pueblo para limpiar las calles de la escoria chavista llamese PSUV -CNE-TSJ etc. La alta dirigencia chavista huyendo por La Carlota junto a los cubanos hacia el mar de la felicidad .Mucho desorden y saqueo de la delincuencia organizada y bien entrenada a lo largo de estos 19 años de desgobierno ….no mas de 24 horas y cualquier fuerza militar bien entrenada haran huir a estas bandas de ratas cobardes que tienen intimidado al pais con esta pseudo robolucion socialista.nazi facista.Espero que esto ocurra o que la desgracia que tenemos de presidente renuncie y hayan elecciones democraticas y el pais tenga un mejor final.

    Reply
  • 10 enero, 2017 at 8:28 pm
    Permalink

    Los bárbaros que todo lo confían a la fuerza y la violencia, nada construyen, porque sus simientes son de odio.
    José Martí

    Reply

Deja un comentario